1500 convivium
en todo el mundo
Home » » Patata fina de Carballo

Patata fina de Carballo

La Fina de Carballo es una variedad autóctona de Galicia, por lo que obviamente presenta una perfecta adaptación al medio. Se cultiva fundamentalmente en la comarca de Bergantiños, una de las zonas de mayor tradición en la producción de patata en Galicia, en particular en Carballo y Coristanco, donde un 99 % de la producción es de la variedad Kennebec. La patata fina de Carballo es de las últimas en recogerse y por eso llega fresca a los primeros meses del año. En una tierra muy famosa por la producción de patatas, la cantidad de 12.000 km al año resulta ser muy poca, de los cuales solamente 2.000 se destinan a la venta y la mayoría es para autoconsumo.

Fina blanca

La variedad Fina de Carballo que se encuentra en el registro de variedades comerciales, es la blanca. Luego existe una patata llamada "fina roja" o "fina negra" (la gente emplea los dos nombres indistintamente para aquella que tiene una tonalidad morada), que no se sabe con certeza que sea una variedad de la fina de Carballo pero que siempre se asoció a esta conociéndose por el mismo nombre. Esta patata autóctona de esa zona, es muy rara y  se planta apartada porque amenaza con  hibridarse. 

Fina blanca y la conocida como fina negra o roja

Su piel es lisa y fina. Presenta ojos profundos, característica que le restó valor comercial y por eso su cultivo sigue siendo bastante limitado. Es una variedad que presenta carne de color blanca y que tiene unas magníficas calidades organolépticas, sobre todo cuando se cuece. Es ligeramente harinosa, de consistencia bastante firme, con desintegración de ligera a moderada y firme al tacto. Todo ello hace que sea ideal para cualquier tipo de preparación culinaria, destacando por su contenido en materia seca y por sus cualidades de color, aroma y sabor después de ser cocinadas. El contenido en materia seca es superior al 18 % y el contenido en azúcares reductores inferior al 0,4 %. La forma es redondeada. Como es difícil de pelar y por eso pierde carne, es una patata que se no se suele vender en favor de otras variedades. Se cultiva para auto-producción y se utiliza sobre todo por las abuelas y las amas de casa.

La conocida como fina negra o fina roja

La recuperación de la semilla de la Patata fina de Carballo se facilitó desde hace años por el Instituto Vasco de Investigación y Desarrollo Agrario Neiker Tecnalia con sede en Vitoria, banco nacional de germoplasma, que envió a la Xunta de Galicia unos 1.500 kilos de semilla. Desde la Oficina Agraria de Xinzo de Limia se distribuyó en varias partes de Galicia entre las cuales está Carballo.

El artista gallego Yoseba MP hizo su peculiar tributo a la mujer rural carballesa aprovechando uno de los productos estrella de la comarca: la patata, y más concretamente, la variedad local conocida como «fina de Carballo", un tipo muy apreciado por el consumidor y originario de la zona.


Links: 

Arca del Gusto Fundación Slow Food Internacional

La patata “Fina de Carballo” entra en la IXP Patata de Galicia

Desde hace poco tiempo, esta variedad junto con la "Agria" forman parte de la  IXP Patata de Galicia, además de la  Kennebec. La variedad  Agria se viene cultivando en Galicia desde hace varias décadas, sobre todo en la principal comarca productora, la comarca de A Limia.

Productores asociados a Slow Food: Agropecuaria Nela, Coristanco

SHARE

About Leo

0 comentarios :

Publicar un comentario